Coca cola, cerveza, mojitos, vino, fanta de naranja… todas ellas son bebidas que consideramos normales. Es más, seguro que alguna vez has probado alguna de ellas (o todas). En El Paso de los Elefantes hemos estado buscando un poco y hemos encontrado unas mezclas un tanto peculiares. Te presentamos las bebidas más raras del mundo. Y sí, existen.

Cerveza con leche

Beer + Milk = Bilk. Sobre este juego de palabras se asienta la base de una combinación imposible de sabores. Una fábrica de cerveza en Hokkaido, Japón, lanzó recientemente una cerveza baja en malta con leche. La idea surgió en una tienda de licores, geográficamente cercana a una industria de granjas lecheras. La iniciativa se basa en utilizar la leche excedente, proponiéndole a la cervecería local producir una cerveza con leche. Como una tercera parte de la cerveza era leche, se entendió como una excelente manera de ayudar a los agricultores locales. El sabor de la cerveza es similar al de algunas frutas, y supuestamente combina bien con los dulces. Debido a su sabor afrutado, Bilk espera ser popular entre las mujeres. Honestamente lo dudamos.

Agua de dieta

¿No es esto una contradicción? En Sapporo piensan que no. Cada día intentamos de más formas distintas cuidar nuestro cuerpo, mantener la linea. Es necesario hacer deporte, pero no vale solo con eso. La solución está aquí. Debemos conocer Diet Water. La razón la explica claramente su etiqueta: “todo el sabor del agua normal, pero con la mitad de calorías”. Suena bien. Espera. El agua… ¿calorías?

Pepsi helada de pepino

Sí, has leído el título correctamente: en 2007, Pepsi lanzó esta bebida especial con sabor a pepino helado en Japón. Mientras la marca la denominaba como “combinación” de pepino y cola, simplemente no hay mucho sabor a cola en la misma. “Sabe a melón que no ha madurado”, decían algunos. La bebida tiene un sabor un poco dulce y afrutado, pero el sabor pepino artificial es notable.

Cerveza de pizza

Mamma Mia! fue una cerveza desarrollada en 2006 en una fábrica de Campton Township, Illinois, por Tom y Athena Seefurth. “La pizza Margarita se pone en el puré y se empapa como una bolsita de té. Una corteza de trigo hecha con agua, harina y levadura se remata con el tomate, el orégano, la albahaca y el ajo. La esencia de las especias de la pizza se lava con agua caliente y se filtra, donde se hierve durante mucho, mucho tiempo. Durante el proceso, se añade el lúpulo y especias en una bolsa de gasa y se filtra el líquido refrigerado en un recipiente de fermentación. Después de una semana o dos, la cerveza está lista para ir al barril o embotellarla”, dice la página web del producto. Las críticas de la bebida en Internet son sorprendentemente positivas.

Cerveza para niños

En Japón un refresco a base de guaraná es vendido bajo el nombre de Kidsbeer (cerveza para niños). El color de la bebida es dorado y las botellas marrones oscuras, simulando completamente el aspecto de la cerveza tradicional. Ha sido un éxito de ventas, fruto de agresivas campañas de marketing. ¿Arriesgado incentivar a los chicos en el consumo de bebidas alcohólicas, aún cuando esta no lo contenga? ¿Es solo “ensayar lo que hacen los mayores” y no debemos sacar las cosas de quicio? En Alemania tambien existe “cerveza” para niños y es muy popular. Delicada cuestión.

 

Deja un comentario