Semana Santa no es una época tan alegre como lo es el carnaval, pero lo que sí que  es dulce. En El Paso de los Elefantes ya estamos pensando en esos diez días de fiesta en la que en Cartagena hay otro ambiente y, como no, en la rica gastronomía que es muy típica de estas fechas. ¿Reconoces algunos de estos platos?

Sin duda, en estas fechas es obligado degustar las torrijas. Se consumen en toda España, y son rebanadas de pan, empapadas en leche, azúcar y huevo, que se fríen en aceite. Según el líquido utilizado para bañarlas o su presentación, existen otras variantes, todas deliciosas: las hay de vino, en almíbar, con miel o espolvoreadas con azúcar y canela. Las monas de Pascua son otro dulce clásico, sobre todo en Cataluña y el litoral valenciano. Se trata de piezas y figuras de chocolate que suelen tener una sorpresa en su interior. A los niños les encantan y, en Cataluña, existe la costumbre de regalarlas a los más pequeños el Lunes de Pascua. Aquí, en Cartagena pueden ser de rollo o bollo y llevan un huevo en el centro.

Igual de atractivas le resultarán las flores de Semana Santa, por su peculiar forma. Son grandes y delicadas, y tienen una textura dulce y crujiente. Los bartolillos madrileños, las rosquillas de Semana Santa, la leche frita, los pestiños o los buñuelos son otras de las delicias que podrá saborear en esta época. En Semana Santa, los hogares, pastelerías y restaurantes españoles recuperan antiguas fórmulas y recetas para preparar apetecibles y vistosos dulces. Sin duda es una semana llena de exquisiteces

Deja un comentario