Hay pocos postres tan deliciosos como el arroz con leche. En El Paso de los Elefantes es uno de nuestros postres estrella. Por eso hemos pensado en dedicarle un post a este postre que nos gusta tanto. Te contamos algunas cositas que seguro que no sabías. 

El arroz con leche, aparte de ser un delicioso postre, es una excelente fuente de carbohidratos, ideal para cubrir nutrientes y reservas de glucógeno muscular, por lo que es aconsejable incluirlo en todas las dietas, especialmente en personas que realizan un gran esfuerzo físico e intelectual.

El arroz es uno de los cereales más consumidos en todos los continentes del mundo, siendo el principal alimento de dos terceras partes de la humanidad. Su elevado índice energético viene dado por su alto contenido en hidratos de carbono en forma de almidón. El almidón es muy tolerado por las personas diabéticas ya que se metaboliza lentamente, proporcionando al organismo la glucosa según la va necesitando. De esta forma no se corre el riesgo de padecer hipoglucemia.

Sobre el origen del arroz con leche, parece ser que en la zona de Cataluña y Valencia se ofrecía el “Menjar Blanc” (manjar blanco) cuyo ingrediente tradicional era la almendra y como base se utilizaban las pechugas de gallina, el arroz y el azúcar. Pero este postre sólo estaba presenta en las mesas de la gente pudiente. Es por esto que se cree, que debido al abaratamiento de las especias, los cocineros ingeniosos llegaron a elaborar en el siglo XVII un arroz con leche como plato simple, sin tropezones, es decir, para la gente más humilde.

Otro dato curioso sobre el origen de este postre, es que en su elaboración inicial se hacía conmiel. El azúcar, obtenido solamente de la caña, llegó a Europa en la época de las cruzadas y entró por la zona oriental del Mediterráneo. Más tarde, el comercio entre los persas y los venecianos, genoveses y pisanos popularizó su uso. Pero fue en la Edad Media cuando elazúcar llega a España, donde se implantó como una especie muy utilizada, lo mismo que la sal y la pimienta. Los que la utilizaron primero fueron los boticarios que la incluyeron en sus pócimas y medicinas que recomendaban a su clientela para curar toda clase de males. Y fue en el siglo XVIII que se descubrió la presencia de sacarosa en la remolacha, pero su desarrollo llegó a principios del siglo XIX.

 

Deja un comentario